Más advertencias para 13 Reasons Why

130

Netflix confirmó que pondrá más advertencias antes de iniciar los capítulos, por la polémica que ha causado su actual serie estelar.

 

 

Por 13 Razones (13 Reasons Why), la nueva serie estrella de Netflix, se ha convertido en todo un fenómeno. No obstante, tampoco se ha librado de la polémica. El tema que trata, el suicidio de la joven Hannah Baker (Katherine Langford) tras sufrir acoso en el Instituto, ha provocado que se hable mucho sobre el contenido que muestra la ficción: escenas de violaciones o la muerte de la protagonista.

La plataforma en streaming estaba al tanto de lo que suponía estrenar la serie que adapta la novela de Jay Asher del mismo nombre y por eso decidió colocar mensajes de advertencia antes de los capítulos que contenían momentos como los antes mencionados. No obstante, Netflix ha decidido aumentar los avisos.

Según informa EW, la plataforma en streaming añadirá esta semana un mensaje de advertencia antes de que la serie comience y el texto del resto de avisos se mostrará de forma más contundente. “Ha habido mucha discusión sobre nuestra serie Por 13 Razones”, explica Netflix en un comunicado. “De ahora en adelante, añadiremos advertencias adicionales antes del primer episodio y un extra de precaución para aquellos que vayan a comenzar la serie y también hemos hecho más contundentes el mensaje y el lenguaje de los avisos que ya existen en algunos episodios “, añade.

UN TEMA COMPLICADO DE TRATAR

Selena Gomez, productora ejecutiva de la ficción, ha reconocido que el asunto que trata Por trece razones “no es un tema fácil del que hablar”. Y así lo ha reconocido también Paris Jackson -hija de Mihael Jackson-, quien ha revelado que intentó suicidarse en varias ocasiones. “Por favor, ve la serie con precaución y teniendo en cuenta que puede llevarte a un lado oscuro. Si estás en apuros, por favor no la veas”, escribió la joven en una publicación de Instagram.

Algunos colegios de Canadá han tomado medidas y han prohibido a sus alumnos hablar de la ficción y en Nueva Zelanda se le ha dado una calificación por edades de mayores de 18.

Por último, la Asociación Nacional de Colegios de Psicología ha publicado un comunicado en el que advierte sobre los peligros de la serie. “Series que exponen el suicidio de otra persona o que muestran gráficamente y de forma sensacionalista la muerte pueden ser uno de los muchos riesgos a los que los jóvenes con problemas mentales tienen que enfrentarse y una de las razones por las que pueden contemplar o intentar suicidarse… No recomendamos que los jóvenes vulnerables, especialmente aquellos que tienen alguna tendencia suicida, vean la serie”, afirma el comunicado.

Asher, autor de la novela en la que se basa la serie, ya explicó anteriormente por qué decidieron hacer la escena del suicidio de Hannah tan explícita: “Para una serie de televisión sintieron que, si lo vas a ver, tienes que mostrarlo tan terrorífico como es. Tal y como lo hace, no puedes verlo y sentir que es atractivo de ninguna manera. Se ve y es doloroso, y cuando es encontrada por sus padres, los destroza”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.