Bad Girl – Madonna

160

Básicos

Explorando sonidos nuevos y siendo un álbum ambicioso y que según los críticos, contiene parte de la mejor música de Madonna. Un disco íntimo, sensual y sexual, que rompía muchos tabús. Así fue el álbum Erotica de Madonna, quinta grabación de la estadounidense y el primero que lanzaba con su compañía multimedios llamada Maverick Records en asociación con Warner Music.

Era 1992 y Madonna llegaba a romper esquemas con su disco que hablaba sobre la indiferencia de los seres humanos hacia el sexo en tiempos del Sida. Llegaba con el que quizá sea su disco más valiente, arriesgado y vanguardista. Erotica es toda una obra de arte; un disco conceptual a la altura de los más grandes.

Así, para contar las historias del álbum Erotica y del libro titulado Sex, que Madonna lanzó junto con el disco, la cantante creó un alter ego, protagonista de cada canción con que cuenta el álbum: Mistress Dita. Así, el personaje nos llevó a conocer cada canción con mucho deseo sexual disfrazado de inocencia. Erotica tuvo seis sencillos promocionales, sin embargo, y aunque fue un éxito en críticas, no tuvo la aceptación comercial de sus antecesores, llegando al número dos en los conteos de ventas. Eso no es muy grave. De hecho para muchos artistas sería un gran éxito. Pero fue el primer disco de Madonna que no logró la primera posición.

El tema que el día de hoy recordamos es uno de los más emblemáticos del disco: Bad Girl; el tercer single. La canción tuvo un éxito moderado en los Estados Unidos donde sólo llegó al puesto 36 de Billboard Hot 100 en 1993; sin embargo en países como Inglaterra, Brasil, México o Canadá, la canción entró en el top 10 de los charts. Además, Bad Girl cuenta con uno de los mejores video clips de toda la carrera de Madonna y quizá, de la historia de la música.

Dirigido por David Fincher, director de cintas como Seven, El Curioso Caso de Benjamin Button, Fight Club y Perdida; y estelarizado por la misma Madonna y Christopher Walken, el video habla sobre una mujer que no encuentra el amor y alude a la soledad. En el clip, Madonna, o en este caso Mistress Dita, interpreta al personaje de Louise Oriolle, una importante mujer de negocios que termina suicidándose y ve su vida en retrospectiva gracias a una especie de ángel de la guarda que interpreta magistralmente Walken.

Una de las baladas más dramáticas de Madonna y un básico infaltable en cualquier playlist. Por cierto, este tema fue sacado de las presentaciones en vivo de la cantante, pues el video generó mucha polémica por el consumo explícito de alcohol y cigarros. Ante eso, ni Madonna, ni su manager ni Warner Music, quisieron más problemas, así que por esta razón, este track se ha cantado una sola vez en directo.
“Gracias. Quien quiera que seas”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.