Cosas que te sorprenderán sobre Linda Blair

126

La niña de El Exorcista siempre fue tierna, llena de cualidades y que buscó el éxito, pero no llegó.

 

Cuando se proyectó El Exorcista (1973), los asistentes de la sala quedaron pasmados. La mayoría abandonó el lugar. Muchos otros se desmayaron. Los más valientes vieron hasta el final la cruenta historia de la niña poseída por el demonio, capaz de torcer su cuerpo de formas imposibles, hablar con un sonido gutural y de ultratumba y lanzar profanidades nunca antes escuchadas.

“No puedo decir esto”, le decía la joven actriz, Linda Blair, a William Friedkin, el director de la película. “Sí, puedes”, contestaba él. Y sí pudo. Su interpretación fue tan cruda que la industria del cine se rindió ante ella. Le dieron un Golden Globe y un Premio Óscar rozó sus dedos, quedando inmortalizada como una de las actrices más jóvenes en alzarse con una nominación.

Pero para los 80, Blair ya había quedado pavimentada bajo un solo personaje que osó en repetir en una secuela, considerada como una de las peores películas de la historia del cine. Su carrera intentó levantarse interpretando a la dura Rizzo en el revival de Grease en Broadway, por lo que consiguió las burlas de los críticos. Linda Blair nunca regresó a la gloria, pero su nombre es inolvidable por aquella interpretación de Regan McNeill. Estos son algunos datos interesantes de su vida que te dejarán impactado.

1.- Ama los animales

Blair ama los animales desde la niñez. Actualmente, dedica la mayor parte de su tiempo a su fundación, The Linda Blair WorldHeart Foundation, que se encarga de adoptar, rescatar y rehabilitar animales abusados, maltratados y abandonados de las calles de Los Ángeles, así como de refugios de animales sobreproblados.

2.- Gracias a eso es famosa

Y dirás: “No, Linda es famosa por El exorcista”. La historia verdadera es que Linda soñaba con ser veterinaria. Sus animales favoritos eran los caballos y practicaba equitación, un deporte bastante costoso. Cuando se le ofreció el papel en The Exorcist, Blair accedió porque la paga le serviría para seguir practicándolo.

3.- Es vegana

Producto de ese amor, Linda se niega a consumir y utilizar productos de origen animal. En 2001 publicó el libro Going Vegan para inspirar a los demás a respetar su cuerpo y mantenerse saludables con este estilo de vida.

4.- La niña de los comerciales

Aunque The Exorcist la convirtió en un rostro conocido, Linda ya había participado en 75 comerciales y aparecido en miles de catálogos a la edad de 12 años.

5.- Musa de artistas

Cuando tenía 15 años, Linda empezó una relación con el músico Rick Springfield, quien le llevaba 10 años. La pareja duró 2 años junta y se dice que la canción «Cold Blooded» de Springfield está inspirada en esa relación.

6.- Recibió amenazas de muerte

Tras el estreno de su más famosa película Blair recibió amenazas, por lo que Warner Brothers contrató a la policía para que cuidaran de ella y su familia. Los oficiales vivieron con los Blair durante 6 meses.

Cuando finalizó el trabajo promocional, Warner dejó de pagarle a los agentes de seguridad, aunque las amenazas continuaron hasta mucho después del lanzamiento de la infame secuela. Los Blair tomaron el asunto en sus manos y se vieron obligados a esconderse en Vermont, Connecticut y New Jersey.

7.- Se fracturó la columna vertebral en plena filmación

Para hacer los movimientos de la Regan poseída, Blair llevaba un equipo que le permitía al director jalarla de la espalda a su antojo para lograr los movimientos salvajes en la cama. En una toma, Blair se fracturó la columna vertebral. Adolorida, gritó que pararan, pero el director no prestó atención y siguió jalándola. Los alaridos forman parte de la película. Esto, aunado a accidentes de equitación y ciclismo, provocó que Blair sufra de dolores crónicos en la espalda.

8.- De regreso, pero sin maquillaje

Cuando se le pidió interpretar a Regan para la secuela, Exorcist II: The Heretic (1977), la actriz aceptó con la condición de que no pasaría horas infinitas en la sala de maquillaje para interpretar a la joven nuevamente poseída.

9.- Los papeles que no llegaron

Como todos los actores, Linda audicionó para muchas películas para las que no fue electa. Una de ellas fue Taxi Driver (1976), en la que interpretaría a Iris. El papel le fue otorgado a Jodie Foster, quien fue nominada al Óscar.

Años después, Blair esperaba borrar el estereotipo de “niña víctima” que había ganado en El exorcista, interpretando a Emmeline, la protagonista de The Blue Lagoon (1980), aunque el rol se le concedió a Brooke Shields.

¿Conocías estas curiosidades sobre Linda Blair? ¿Quién dice que las niñas poseídas por el demonio no pueden cuidar de los animales?

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.