Dawn Of The Dead: ¿la original es mejor que el remake?

158

De todos los seres monstruosos e intimidantes que se han llevado al cine, los zombis quizás nos aterren un poco más que el resto.

Simplemente imaginarnos que una horda de gente hambrienta de carne humana viene tras nosotros, no es una imagen fácil de digerir.
Si bien es un tema que nos intimida, también nos resulta fascinante. Gracias a ello, hemos comparado dos títulos que son referencia respecto a este tema: Dawn Of The Dead de 1978 y la versión más reciente del 2004.

En la producción de 1978, George A. Romero nos dibuja un escenario estresante desde el inicio. En el set de un programa de televisión, un doctor invitado informa a la audiencia que se está expandiendo una epidemia que, aparentemente no tiene freno.

Dos policías, un piloto de un helicóptero reportero del tráfico y pareja de una productora de televisión, se ven envueltos en una situación que los empuja a refugiarse de los muertos vivientes en un centro comercial. Deciden quedarse y hasta parece que disfrutan de este nuevo estilo de vida que les brinda el lugar.

Lo más curioso del film, es que momentáneamente no nos concentramos en la amenaza que representan los zombis, sino en la soberbia sobre estos seres que han perdido toda cualidad humana, sin dejar de lado la codicia de aquellos que aprovecharon el caos para ser vándalos y maleantes.

Deja entrever, entonces, que lo peor de la raza humana se trata de cómo los vivos y sanos se pervierten cada vez más.

Con respecto a la versión más moderna, se juega un poco con el suspenso, en especial en los primeros minutos. Anna, la protagonista de la historia, regresa de su turno como enfermera y se dirige a casa. Sin embargo, se presentan síntomas de que un caos se aproxima.

Luego de un día relajado y tranquilo, comienza su pesadilla. Una pequeña niña, vecina de la pareja, intenta devorarlos y su esposo, quien trata de protegerla, es mordido. Trata de escapar y logra encontrarse con un policía y con tres personas más que también están huyendo.

La trama se complica al aumentar el número de sobrevivientes, entre ellos, una mujer embaraza que además dará una sorpresa más adelante.

En el film hay algunos guiños para el espectador. Algunos actores hacen aparición como personajes secundarios y la trama, nuevamente, se desarrolla en un centro comercial. Sólo que esta vez, los zombis son más fuertes y rápidos.

¿Con cuál nos quedamos?

Aunque se trata de demostrar lo viciado que puede estar nuestra sociedad en medio de una emergencia nacional, el argumento pierde fuerza al apostar por más sangre, armas y explosiones. ¿Lo peor? A diferencia de su predecesora, el atisbo de que los pocos sobrevivientes pudieron salvarse, queda minimizado.

Dawn Of The Dead de George A. Romero muestra el crisol de la condición humana, desde lo más primitivo representado por los zombis hasta lo más complejo de las relaciones y los cuestionamientos morales sobre la vida y muerte. En cambio, la producción de Zack Snyder, se vale más de los efectos especiales que de la trama en sí.

¿Lo más destacado? Una frase notoria en ambos films: “Cuando no haya más lugar en el infierno, la muerte caminará sobre la tierra”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.