El Museo Guggenheim: Sus inicios.

171

 

 

El Solomon, R. Guggenheim uno de los museos más famosos del mundo, reconocido no solo por su emblemática edificación, si no por las numerosas exhibiciones de artistas mundialmente conocidos como Piet Mondrian, Amedeo Modigliani y Pablo Picasso. Una Colección de grandiosa de la mano de Frank Lloyd Wright.

La historia comienza con Solomon R. Guggenheim integrante de una familia rica dedicada a la minería y metalurgia en Pennsylvania. El en su interés por el arte fue coleccionando trabajos de algunos viejos artistas, siguiendo este camino fue incrementando el número de obras de su compilación, hasta que en 1926 conoció a Hilla von Rebay quien lo introdujo al mundo del arte abstracto. Este nuevo descubrimiento lo llevó a darle un giro a su búsqueda, ahora tendría piezas de esta corriente artística y con obras de Wassily Kndinsky.

La exposición de su colección inicialmente se presentó en el emblemático Hotel Plaza en Nueva York, en el momento en el que la adquisición de sus obras se fue ampliando, Solomon decidió iniciar su fundación que llevaría su nombre en 1937. A través de ella buscaba fomentar el arte moderno y su apreciación.

Para 1993 la fundación de Solomon decidió mostrar las obras en el “Museo de Pintura Abstracta” bajo la dirección de Hilla Von Rebay buscando siempre incorporar los ejemplos más destacados de los artistas abstractos en ese momento, así mismo de arte contemporáneo. En 1940 la fundación había recaudado una gran colección de arte vanguardista, con lo que era necesario construir un lugar en el que las obras estuvieran permanentemente. En 1943 Guggenheim y Rebay escribieron una carta al arquitecto Frank Lloyd Wright pidiéndole el diseño del nuevo museo, en donde se pudiera exhibir y guardar la colección.

Al acceder, Frank Lloyd Wright realizó alrededor de 700 bocetos, y 6 ideas de conjuntos quedándose al final con solo 4. En sus peticiones Rebay buscaba que el lugar fuera como “Un templo del espíritu” un monumento en el que las obras estuvieran organizadas, y que solo el arquitecto podría lograr con su obra. Posteriormente, tras encontrar la ubicación idónea para el museo requería que Wright diseñara un edificio vertical no en horizontal como lo había dibujado en sus bocetos muy diferente a lo que él hacía.

La idea de la forma final (espiral) fue tomada de la concha del molusco Nautilus, con espacios que se unen unos con otros, de hecho, Wright le dio un significado a las formas geométricas diciendo que todas ellas sugieren estados de ánimo de los humanos, ideas del hombre y sentimientos.

De 1943 a 1956 el inicio de la construcción se fue retrasando debido a los reglamentos constructivos de la ciudad, así como los costos del edificio. Frank Lloyd Wright y Solomon Guggenheim no pudieron ver la obra terminada porque el 21 de octubre de 1959 a 10 años de la muerte de Guggenheim y seis meses de la de Frank Lloyd Wright el museo abrió sus puertas.

Hoy por hoy la colección de la Fundación Solomon Guggenheim ha incrementado el número de sus obras y los museos ahora se encuentran también presentes en otras partes del mundo:

Solomon R. Guggenheim Museum en Nueva York

Museo Guggenheim en Bilbao, España.

El Guggenheim Alemán en Berlín, Alemania

Guggenheim Abu Dhabi en los Emiratos Árabes Unidos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.