Ese pollo enorme que nos recordó a Kikiri Boo

190
 ¿Recuerdan ese pollo enorme? A poco no es igual al personaje creado por Steven Spielberg para la serie animada de los noventas, Animaniacs

 

Hace una semana, todos enloquecimos con un pollo enorme que salía del gallinero. Nos espantamos, nos pareció fenómeno y algo sumamente grotesco y gracioso.

Pero seamos honestos, quienes fuimos niños o adolescentes nos recordó nada menos que aquél pollo que quería ser humano, que tenía su participación en la serie de televisión Animaniacs, sí, la misma que producía y dirigía Steven Spielberg y que marcó una época. Su nombre: Kikiri Boo y se disfrazaba para parecer humano.

Bastaba que el pollo, se pusiera un sombrero, una bufanda, unos guantes o algún aditamento para que se hiciera pasar por humano. Y Kikiri Boo fue cantante, médico, cocinero, boxeador, explorador y cuanto oficio se les ocurra y nunca nadie se daba cuenta que era un pollo. Por más que un personaje siempre decía: “vean, es un pollo”, “pero es un pollo” y cosas por el estilo, nadie se percataba hasta que por accidente, perdía el disfraz y salía corriendo por ser descubierto.

Quizá, una crítica a aquél público masificado de finales de los 90’s a quienes la televisión y los medios nos presentaba cosas recicladas o reutilizadas, pero con pequeño detalle y pensábamos que era diferente o nuevo. Lo consumíamos, ellos ganaban mucho dinero y todos felices.

Y aunque podemos encontrar infinidad de argumentos filosóficos y críticos hacia aquella caricatura, lo cierto es que el pollote aquél, hizo que todos los que formaron parte de la generación X, recordaran su infancia y a Kikiri Boo, más que aterrarse como lo decía el video.

Y aquí, la entrada de Kikiri Boo, seguro para muchos será un golpe de recuerdos certero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.