José Luis Cuevas, adiós a un inolvidable

174

Ante la reciente muerte del artista, dedicamos este espacio para recordar parte de su obra.

José Luis Cuevas de 86 años dedicó toda vida al arte plástico, se desempeñó en distintas áreas como la pintura, dibujo, ilustración, grabado y  escultura. La importancia de Cuevas radica en el punto de quiebre, momento importante en el siglo XX como miembro del movimiento “La Ruptura” que se desarrolló en los años 50´s la cual se postula en contra de los valores impartidos por la “Escuela Mexicana de Pintura” que agrupaba a los grandes muralistas como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco. Estaban mayormente en contra de los temas que se presentaban: la nación, la revolución y los movimientos de izquierda. Destacan características como el retrato hacia la figura humana pero de una forma no muy definida, paisajes, objetos presentados a través de la geometría con una estética muy colorida.

Nació el 26 de febrero de 1934 en la Ciudad de México en una fábrica llamada “El Lápiz del Águila” que era administrada por su abuelo.

Desde niño se interesó por la pintura, en el año 1940 ingresó a un concurso infantil promovido por la Secretaría de Educación Pública, en el se autorretrató como un“niño obrero”, obtuvo el primer lugar, pero además se ganó el apodo del “güerito pintor”. Pasaron los años, en 1942 un punto medular de su carrera se define: al observar los murales de Roberto Montenegro en la biblioteca de la escuela Benito Juárez y los del Palacio de Cortés en Cuernavaca de Diego Rivera, ahí toma la decisión de ser artista.

En 1944 ingresa a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” sin embargo su meta se ve empañada debido a una fiebre reumática que lo obliga a abandonar sus estudios durante 2 años permaneciendo en cama. Durante este tiempo cultivó su amor por la lectura y el dibujo. En 1947 realizó sus primero trabajos de grabado bajo la tutela de Lola Cueto en el Mexico City College, en este mismo año tuvo la oportunidad de convertirse en profesor de Historia del Arte en el Instituto Coronet Hall.

No fue hasta el siguiente año que realiza su primera exposición, en un local del “Seminario Axiológico” sus dibujos terminaron mojados y pisados debido a la lluvia que azotó el lugar en el momento de la apertura.

Fue ilustrador de la periodista estadounidense Anita Brenner quien trabajaba para el periódico “The News”, paralelo a este trabajo, presentó su primera exposición individual de la cual recibió muy buenas críticas por parte del “Diario Excélsior”. Con su carrera en ascenso viajó a Washington D.C para su exposición en la “Panamerican Union” ahí recibió un artículo lleno de elogios por la crítica de arte Leslie Judd Portner, parteaguas para que la revista  “Times” deseara entrevistarlo.

En 1957 obtuvo la oportunidad de viajar a Filadelfia, cumpliendo por encargo de la Editorial “Falcon Prest”  la ilustración de  Franz Kafka en su libro “The World Of Kafka And Cuevas”. Posteriormente se dedicó a viajar para exponer su obra en sitios como Caracas, Lima, La Habana y Buenos Aires lugar donde conoció a Jorge Luis Borges con quien tuvo una gran amistad. En ese mismo año pero en Brasil ganó el Premio Internacional de Dibujo de la Bienal de Sao Paulo.

Prosiguiendo con su carrera artística José Luis Cuevas decidió trabajar en 1962 con su primera serie litográfica llamada “Cuevas On Cuevas”, con un gran éxito se vendió la edición completa de los 100 ejemplares que la conformaban. Tras el impacto que le generó el realismo español José Luis Cuevas buscó un descanso visual en las abstracciones geométricas del arte islámico, motivo por el cual se trasladó a Marruecos, en su estancia conoció al artista Francis Bacon, el cual solicitó una dedicatoria por su participación “The World Of Kafka And Cuevas”. Para 1964 ganó el Premio de Excelencia en Arte y Diseño en la Exposición Anual del Club de Directores Artísticos de Filadelfia. Cosechando éxitos y creando admirables exhibiciones destacan: “Cuevas-Charendon” inspirada en el Marqués de Sade por la cual recibe la medalla de Oro en la I Trienal de Grabado de Nueva Dheli. Presentó “Crime by Cuevas” en San Juan de Puerto Rico, con 100 dibujos. En este tiempo Octavio paz le dedica el poema “Totalidad y Fragmento”. “Cuevas Comedies” lo presenta en el Bienal de Venecia de 1972, la serie litográfica inspirada en San Francisco, California en su vida nocturna. 5 años después El Museo de Arte Moderno de México exhibe la exposición “José Luis Cuevas. Su Infierno Terrenal” antes de mudarse a Francia.

La O.E.A le dedicó un homenaje continental, el “Cuaderno de París” fue considerado el libro “más bello” en el festival de Libro de Stuttgard en Alemania. Para 1985 José Luis Cuevas se inició en la publicación de su famosa columna periodística “Cuevario”.

En 1992 inauguró el Museo que lleva su nombre, en ese año le es otorgado el grado de Honoris Causa por la Universidad Autónoma Metropolitana también en el Instituto Superior de Arte y la casa de las Américas.

Realizaron su exposición y homenaje en el Museo del Palacio de Bellas Artes durante el periodo de gobierno del ex presidente Felipe Calderón. Finalmente en 2013 su hija habló sobre el estado de salud de su padre, momento en el que se dió la ruptura de la relación de sus primogénitas con él, sus últimos días de vida los vivió a lado de Beatriz del Carmen su segunda esposa y alejado de su actividad artística y cultural.

Adiós al grande José Luis Cuevas que en paz descanse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.