Lo que no sabías de Audrey Hepburn, ícono de elegancia

119

Audrey Hepburn es una de las mujeres más icónicas del cine.

 

Poseía una belleza que marcó el Hollywood de los años 50, una sonrisa encantadora y llena de causas nobles que la posicionaron como una de las mujeres más amadas de todos los tiempos. Nació en Bélgica y su infancia estuvo marcada por la Segunda Guerra Mundial, en la que murieron sus dos hermanos, un tío y un primo. Su vida estuvo llena de misticismo pero es seguro que buscó, por sobre todas las cosas, ayudar a los que más lo necesitaban, apoyándose de su fama y belleza para darle voz a los menos afortunados. Por ello, te enlistamos una seria de datos curiosos que no conocías sobre Audrey.

  1.    Fue políglota, Audrey nació el 4 de mayo de 1929 en Ixelles/Elsene, un pequeño pueblo belga. Su madre era la baronesa Ella van Heemstra, de nacionalidad holandesa, mientras que su padre, Joseph Hepburn Ruston, era británico. Hablaba con fluidez inglés, holandés, francés, italiano y español.
  2.    Era adicta al tabaco, fumaba tres paquetes de tabaco al día. Murió en 1993, en Suiza, donde vivía desde 1980, a causa de un cáncer de colon.
  3.    Amante del baile, Audrey empezó a estudiar ballet a los cinco años de edad. Su gran pasión hubiese sido llevar a ejercer de bailarina profesional, pero su profesora en Amsterdam creía que jamás tendría éxito como bailarina debido a su altura (medía 1,70) y a la malnutrición que había sufrido durante la guerra, así que le aconsejó que se decantara por la interpretación.
  4.    Fue multipremiada, por su papel en Vacaciones en Roma se convirtió en la primera actriz en ganar un Oscar, un Globo de Oro y un premio BAFTA en un mismo año por una sola actuación. Solo seis semanas después de recibir la estatuilla, la actriz recibió el premio Tony por la obra teatral Ondine, convirtiéndose así en una de las tres únicas intérpretes en ganar el Oscar y el Tony el mismo año (las otras dos son Shirley Booth y Ellen Burstyn).
  5.    Rechazó el papel protagonista de ‘El diario de Ana Frank’ porque trabajar en el filme le hubiera recordado momentos muy dolorosos vividos durante la guerra.
  6.    Hepburn tenía auténtico pavor al agua. En la escena en la que era arrojada a la piscina por Albert Finney en Dos en la carretera había varios buceadores fuera de cámara por si hubiese sido necesario aplacar su ansiedad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.