Mr. P-MoshPlastilina Mosh

1,232

 

Básicos

 

En 1997, un dueto con influencia de jazz, electrónica, pop y hip hop, se atrevía a partir los esquemas de la industria de la música de la ya lejana década de los noventas. La llamada “Avanzada Regia” trajo grandes grupos que tuvieron gran éxito a nivel internacional; y uno de ellos fue Plastilina Mosh.

En ese año, de manera independiente lanzaron un sencillo que se llamó Niño Bomba, el cual fue editado por una discográfica local llamada Tómbola Records. Sin embargo, ese video, llamó la atención de MTV Latinoamérica y ese single era programado de manera regular en los espacios de Ruth Infarinato, Arturo Hernández y Edith Serrano entre otros. Fue entonces, que el gigantesco emporio EMI (hoy, fusionado a Universal Music) se fijara en Plastillina Mosh y lanzara con ellos, bajo el sello Capitol, uno de los más grandes trabajos del indie pop en español: Aquamosh.

El primer single fue nada menos que el tema del que hablamos hoy. Mr. P-Mosh se posicionó en 1998 como el tema del año. No solo era parte prioritaria de la programación de MTV Latinoamérica (cuando MTV era un canal grandioso), sino que sonaba en la radio de forma recurrente y tuvieron muchísimas presentaciones en televisión. Plastilina Mosh, estaba del otro lado. Se había convertido en una banda de culto para los adolescentes y jóvenes de finales de los 90’s.

La discográfica EMI tenía en esos años a su artista insignia: Thalía; para ella no había reparos en los presupuestos. Por eso, llamó tanto la atención que en Aquamosh se invirtiera tanto dinero y complejidad al no tratarse de la intérprete de Piel Morena. El disco de Plastilina Mosh fue una experiencia muy compleja de hacer y es uno de los álbumes más caros que se hicieron en español pues constó de tres fases de grabación: La primera se hizo en Los Ángeles California. Posteriormente se grabó otra parte en San Francisco, nada menos que con Jason Roberts como productor de Mr. P-Mosh y terminando en Arcata, California al lado de Café Tacuba.

Mr. P-Mosh sin duda fue uno de las canciones emblema de aquél año. Ganó el premio MTV Video Music Awards en su versión latina, venciendo a artistas como Illya Kuryaki and The Valderramas, Molotov y Aterciopelados entre otros. Asimismo, Aquamosh fue nombrado Álbum del Año en México y varios países de América Latina. En nuestro país, alcanzó ventas de más de 200 mil copias.

Mr. P-Mosh es de esas canciones inolvidables, entrañables, alegóricas y que nos recuerdan travesuras y cosas de cómo se vivía la adolescencia hace 20 años. Y sobre todo, el video revivió la carrera de Lyn May y que muchos, le dedicaron grandiosas faenas al ver su hermoso cuerpo en el clip de este básico enorme. Que lo disfruten.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.