Pearl Jam y la trágica historia de Jeremy

173

 

Aquí te presentamos la historia del niño que se quitó la vida para darle a Pearl Jam su video más polémico

 

En varios artículos se ha tratado de reivindicar la figura de Pearl Jam que muchas veces es opacada por el monstruo mediático y el factor suicida de Nirvana. Después de argumentar porqué “Ten” es mucho mejor álbum que “Nevermind“, nos encontramos con una anécdota que podría competir con la historia de la escopeta dentro de la boca de Cobain, aunque hay que advertirlo desde un inicio, ningún miembro de Pearl salió herido.

En realidad quien se quitó la vida fue un adolescente de 16 años, oriundo de Texas. Su nombre era Jeremy Wade Delle y se decía que tenía problemas de depresión. El 08 de enero de 1991 entró a su salón de clases, pidió la atención de sus compañeros y exclamó: “Ya he encontrado lo que buscaba”. Acto seguido, se introdujo en la boca un revólver Magnum y apretó el gatillo.

Te estarás preguntando, ¿qué relación tiene esta historia con Pearl Jam? El suicidio apareció en la primera plana de distintos periódicos, uno de ellos llegó a Eddie Vedder. “Me preguntaba por qué había sucedido. Me preguntaba por qué lo hizo, me parecía que Richardson tenía pinta de barrio acomodado de las afueras, de clase media o incluso alta”, platicó Vedder.

De esta forma, la muerte de Jeremy fue la inspiración de un track del disco “Ten”, el cual se llama (justamente) ‘Jeremy’. Lo que distingue a la pista es que, en lugar de narrar los hechos, el discurso se ocupa de encontrar respuestas al porqué un adolescente de 16 años se quitó la vida en su escuela. La canción, al mismo tiempo, servía para que el vocalista mostrara su opinión sobre el suicidio: “Nada ha cambiado. El mundo sigue y tú te has ido. La mejor venganza es seguir viviendo y probarte a ti mismo. Ser más fuerte que esa gente”.

‘Jeremy’ tuvo dos videoclips. El primero fue dirigido por Chris Cuffaro y quedó como un proyecto de bajo presupuesto pues la disquera de Pearl, Epic Rercords, propiedad de Sony Music, se negó a dar dinero para ilustrar el suicidio de un chico. Al poco tiempo, el track se popularizó entre los fans y la disquera no tuvo otra opción que convertirlo en single y realizar un video con todas las de la ley.

La dirección de este segundo videoclip, el que se considera oficial, corrió a cargo de Mark Pellington. El actor Trevor Wilson interpretó al adolescente suicida que es maltratado por sus padres y humillado por sus compañeros de clase. “Creo que ese vídeo removió algo que siempre ha estado y siempre estará presente. Siempre habrá presión por parte de tus semejantes, siempre existirá la rabia adolescente y siempre habrá familias disfuncionales”, comentó Pellington.

Al final del vídeo, Jeremy entraba en su clase y, tras lanzar una manzana a su profesora, se colocaba frente a sus compañeros y se introducía el cañón del revólver en la boca. Se corta la toma y después la cámara sólo enfoca a los espectadores del show que ya están bañados en sangre y con el semblante congelado por el asombro. ¿Te parece drástico? El vídeoclip ganó cuatro premios en los MTV Video Music Awards de 1993: mejor vídeo del año, mejor vídeo de grupo, mejor vídeo de heavy metal/hard rock y mejor director.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.