Algo que quizá no sabías de Whiplash

145

Damien Chazelle es un director que demuestra lo mucho que ama el jazz en cada una de sus películas. “Whiplash” se convirtió en una de las películas revelación del año 2014, al mostrarnos la historia de un baterista de jazz y su sueño por triunfar en la música, y su relación con un maestro totalmente opresivo que lo llevará a límites extremos para poder sacar todo su talento o para hacerle la vida imposible, en la película es algo ambiguo porque parece una mezcla de los dos.

Miles Teller y J.K Simmons actúan de una forma brillante en la película, que por lo menos a Simmons le concedió el premio Oscar a mejor actor de reparto.

Una banda sonora impecable que fue compuesta por el gran amigo del director, Justin Hurtwitz, que nos deja momentos musicales memorables porque el jazz es el rey en las películas de Chazelle.

Aquí te dejamos algunas cosas que no sabías sobre Whiplash.

1.- El agotamiento que se nota en Miles Teller en su actuación es totalmente real. El director no decía “corte” hasta que Miles no estuviese tan físicamente agotado como debía verse su personaje.

2.- En la escena en que Miles Teller le hace un tacle a J.K Simmons, a este en realidad se le rompieron dos costillas. Simmons a pesar de todo y soportando el dolor, terminó de rodar porque ya les faltaba poco para terminar.

3.- La película se hizo de una forma increíblemente rápida: Tardó tan sólo 24 días en terminarse.

4.- Al principio Damien Chazelle no tenía dinero para realizar la película y convirtió su idea en un cortometraje que presentó a un concurso el cual ganó. El dinero del premio del concurso lo usó para hacer realidad la película.

5.- Miles Teller tocaba la batería desde los 15 años y su forma de tocar hacía que le salieran ampollas todo el tiempo. Al grabar la película y por la exigencia de las escenas, las manos llegaron a sangrarle muchas veces porque las ampollas se le reventaban y la sangre de las heridas la vimos en la película.

6.- A Miles Teller y J.K Simmons, no les gustaba como quedaba la escena de la cachetada si la fingían, acordaron que Simmons lo golpeara de verdad y este le pegó fuertísimo.

7.- El 40% del sonido de batería en la banda sonora es realmente interpretado por Miles Teller.

8.- Andrew (Milles Teller) aparece en todas las escenas de la película.
9.- “Whiplash” costó tres millones y 300 mil dólares para hacerse y se convirtió en la película con menos presupuesto que ha sido nominada al Oscar como mejor película. Recaudó cuarenta y nueve millones de dólares. Todo un hit de taquilla.

10.- En la escena en que J.K Simmons grita “Te joderé como a un cerdo”, realmente debía decir “Voy a destriparte como a un cerdo” y a Chazelle esa referencia sexual le causó tanta gracia que le dijo a Simmons que repitiera lo que había dicho. Chazelle se las arregló en postproducción para poder incluir la frase y por eso en la escena se nota un extraño corte de cámara.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.