Sir Ian McKellen lanza su propia serie de cortos dedicada a la comunidad LGBT

133

Y a obvio, los superhéroes

Ian McKellen es todo un icono del cine, y sobre todo, muy querido por el público. A lo largo de su carrera ha encarnado a personajes decisivos y populares que lo han ayudado a ello, de la mano de su gran talento. Pero cuando hablamos de él como persona y no como actor, no podemos dejar de lado la causa por la que lucha: es sabido que McKellen es homosexual, y se lo ha contado al mundo sin pelos en la lengua, y pelea incansablemente por defender los derechos de la comunidad LGBT.

Es por eso, que decidió juntar las cosas que más le gustan, y combinar el cine con la comunidad LGBT, y así tener un proyecto diferente sobre la mesa. Pero no solo eso, las ideas del actor van mucho más allá.

Un largo camino

El lugar que hoy tiene la comunidad LGBT en el mundo del cine y la televisión, lo ha obtenido gracias a un incansable trabajo desde dentro y fuera, por los propios cambios en la sociedad. Pero no es mínimamente el que realmente se merece, sobre todo si lo comparamos con los demás contenidos, y por eso muchas de las personas que forman parte no se sienten identificadas con lo que ven.

Por ese motivo es que el actor está decidido a llevar adelante un proyecto de la mano de Gary Reich, que consiste en una serie de cuatro cortos dedicados a la comunidad y que realmente la representen. Otra particularidad del proyecto, es que al menos el primero de los cortos será estrenado a través de Facebook, con el fin de llegar a todos y no limitarlo vendiéndoselo a Netflix u otros servicios.

Las ideas del actor están puestas en poder representar personajes icónicos y superhéroes como homosexuales. Una especie de borrador de estas ideas consiste en McKellen siendo Superman, pero homosexual. De hecho, el actor considera que debería tener mayor cabida la comunidad LGBT en el mundo de los superhéroes.

“Yo no diría que las películas que salen de la corriente principal se relacionan tanto con lo que está pasando en el mundo real, como me gustaría que lo hicieran. Creo que responderían favorablemente a la idea de tener un héroe gay, bisexual o transgénero”.

Por otro lado, también tiene una idea en su cabeza y es la de que James Bond debería ser gay, y que sus películas deberían rehacerse con ese concepto, aunque no sabemos que tan en serio o broma pueda ser.

De todas maneras, lo importa es que la lucha en busca de la representatividad en industrias del tamaño del cine y la televisión sigue en pie, y actores con tanto respaldo como McKellen están muy involucrados. Aún queda un largo camino por recorrer, pero por algo se empieza.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.