Suicide Squad 2: El español Jaume Collet-Serra al mando

152

Antes de que Wonder Woman llegara al rescate del Universo cinematográfico de DC, Suicide Squad había representado otro paso en falso para una franquicia que no lograba despegar del todo ni construir una base sólida para sus ambiciosos lanzamientos futuros, pese a tener tres películas con sus superhéroes, antihéroes y súper villanos más icónicos.

Pese a los grandes problemas de la película y el aluvión de críticas negativas, y gracias tal vez a la presencia y la actuación de figuras como Will Smith y Margot Robbie, al circo publicitario en torno al Joker de Jared Leto y a una premisa tan sencilla como intrigante, Suicide Squad fue muy, pero muy exitosa en la taquilla, lo que restó dramatismo a sus limitaciones narrativas y creativas.

Esto le permitió a Warner Bros., continuar con sus planes a futuro, aunque con algunos pequeños retoques y agregados: la decisión de que David Ayer no sea el director de la secuela, y la intención de profundizar en aquellos pocos aspectos de Suicide Squad que sí habían funcionado, como Deadshot y Harley Quinn, que así se ganaron la posibilidad de sus propios spin-offs (o al menos una discusión al respecto).

Así que el estudio tuvo que salir a buscar un director para Suicide Squad 2.

Hace unos meses difundió una lista con potenciales candidatos, y llamó la atención de todos el nombre de Mel Gibson, quien no se ha mostrado demasiado entusiasta respecto al cine de superhéroes.

Se puede suponer que las negociaciones no llevaron a buen puerto, ya que ahora el principal candidato, de acuerdo a un reporte de Deadline, es el español Jaume Collet-Serra.

Collet-Serra viene de dirigir The Shallows (conocida como Miedo Profundo en Latinoamérica), una película bastante simple, con una premisa tradicional centrada en un ataque de tiburón, pero también muy efectiva, atrapante y con no pocos méritos, muchos de ellos cortesía de su protagonista, Blake Lively, que se convirtió en un gran éxito taquillero partiendo de un presupuesto relativamente escaso.

Antes, Collet-Serra había tenido un par de colaboraciones con Liam Neeson —Run All Night (2015) y Non-Stop (2014)—, dos thrillers que también descansan casi por completo en la presencia de su protagonista, pero que también probaron el dominio y el pulso del director para las secuencias de acción y suspenso. Sus comienzos fueron en el género de horror, con la olvidable remake de La casa de cera (2005), y la mucho más memorable y espeluznante La huérfana (2009), tal vez su película más conocida.

David Ayer, por su parte, se dedicará al spin-off de Suicide Squad, titulado Gotham City Sirens, que será protagonizado por Margot Robbie como Harley Quinn, e incluirá a otras célebres villanas del Universo DC.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.