The Walking Dead: Un final de temporada que nos volvió a romper el corazón

149

La serie del apocalipsis zombi, nos hizo estremecernos y llorar por una muerte que no nos esperábamos

 

La séptima temporada de The Walking Dead finalizó la noche de ayer lunes en México y América Latina. Si bien es cierto, esta temporada comenzó con el capítulo quizá más emocional y tenebroso del que se tenga memoria, es una realidad también que los críticos esta vez, no fueron tan benévolos con la serie ya que le observaron en más de una ocasión el ritmo tan acompasado que en esta temporada tuvo el apocalipsis zombi.

A pesar de eso, situaciones clave se dieron a lo largo de la temporada siete. Conocimos a Negan (Jefrey Dean Morgan), quizá el mayor villano que se tenga memoria y también, esperamos con ansias que Carol (Melissa McBride) apareciera para patear culos al más puro estilo mercenario. ¿No viste el final? Antes de que sigas leyendo te advertimos que van algunos SPOILERS, así que puedes continuar bajo tu propio riesgo.

Pues en el capítulo final, se da el tan esperado enfrentamiento entre las fracciones. Sasha (Sonequa Martin-Green), juega un papel fundamental en el último capítulo y es ella, quien nos parte el corazón de manera certera. El episodio arranca con ella en una situación complicada que conforme avanza, se nos va explicando. Teniendo algunos emotivos recuerdos, la prisionera de Negan accede a ayudarlo siempre y cuando haya una sola muerte y no tres, como le había solicitado.

Dwight (Austin Amelio), convence a Rick (Andrew Lincoln) y a Daryl (Norman Reedus) que se encuentra de su lado y que luchará con ellos en contra de Negan. Para prueba, les dice el momento en que Negan aparecerá para que se preparen y comiencen el ataque. Entonces, vemos a Carol (nuestra esperanza) y a Ezekiel (Khary Payton) encaminar rumbo a Alexandría y se les une Morgan (Lennie James). Pero también arriban a la zona segura de Alexandría las integrantes de El Vertedero, lideradas por Jadis (Pollyanna McIntosh) y quien se dio a entender tuvo una especie de atracción hacia Rick, y se comprueba en este capítulo, pues le comenta a Michonne (Danai Guirira) que al término de la guerra, tendrá sexo con él. No sabe aún qué es meterse con Michonne.

Pero la tensión aumentó cuando nada sale como lo planeado. Bueno, eso siempre ha pasado en The Walking Dead. Los Salvadores llegan a Alexandría nada menos que con Eugene (Josh McDermitt) al frente y con un ataúd donde Sasha viene escondida y además, las chicas del vertedero han traicionado a Rick, pues hicieron “un pacto mejor” con Los Salvadores y Jadis, le apunta a Rick a la cabeza. Negan entonces pide las armas a Rick a cambio de la vida de Sasha que viene atrapada en un ataúd. Cuando Negan lo abre, aparece ¡el zombi de Sasha! Y eso, nos hizo llorar a más de uno. De hecho, es el único caminante que aparece en este último episodio de la temporada. Nuevamente emocional, nuevamente certero, nuevamente nos dejó más intrigados que de costumbre. La aparición de Sasha en versión caminante es aprovechada por Carl para comenzar los disparos, replegando a Los Salvadores que terminan huyendo. La batalla tendrá que esperar un poco más y nosotros más de seis meses para el estreno de la octava temporada de esta serie que es considerada ya, una de las mejores de todos los tiempos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.