Titanic pudo no tener el tema de Celine Dion

160

 

Los productores argumentaban que el tema My Heart Will Go On, era demasiado cursi; sin embargo, James Cameron lo defendió y lo puso en la cinta.

 

Todo el mundo sabe que Titanic ocupa un hueco entre las mejores películas de todos los tiempos. Con una historia de amor tan trágica como Romeo y Julieta y una puesta en escena minuciosamente detallada era de esperar que batiera récords en taquilla. Y por supuesto, cuando piensas en Titanic es inevitable que te venga a la mente la canción de Celine Dion, My Heart Will Go On, la cual se ha convertido en una parte fundamental de la película y en un clásico de los karaokes. ¿Te imaginas un Titanic sin Celine Dion?

Recientemente en una nueva biografía sobre su productora, Sherry Landsing, se ha revelado que ella no quería que My Heart Will Go On fuera la banda sonora de la película. La tachó como una canción cursi y le sugirió a James Cameron que la suprimiera de la cinta. Ahora sabemos que el director hizo lo correcto en mantenerla ya que ganó el Oscar a mejor canción original e inmediatamente se convirtió en número uno en todo el mundo hasta llegar a ser uno de los singles más vendidos de la historia. Así recuerdan la conversación: “Le dije, Jim, ¿no es un poco cursi? Él me dijo, ¡Por dios, Sherry! La canción es fantástica”.

Pero aunque parezca mentira Titanic no fue siempre un proyecto que prometía éxito y fortuna para los estudios. Desde el minuto uno de la producción, hasta su estreno, los estudios involucrados tuvieron muchísimos problemas entre ellos y sobre todo con el desorbitado presupuesto de la película. El retraso en los rodajes y los costosos requisitos de Cameron pintaban la película como el mayor desastre de la historia del cine. En el nuevo libro sobre Sherry Landsing, el director comenta: “Los jefes de Paramount actuaban como si les hubieran diagnosticado con cáncer terminal, había muchas caras largas en las fechas aproximándose al estreno”.

La mala leche del director

En el libro hay partes donde se explican todas las discusiones que tuvo Cameron con los productores debido a un presupuesto que se les iba de las manos. Bill Mechanic, el productor ejecutivo de Fox cuenta: “Estaba tan alarmado que una noche baje hasta el set en Baja (México) con una lista de recortes de presupuesto” (…) “Jim explotó. Eran las 3:00 o 4:00 de la mañana y si hubiera tenido una pistola en su caravana me hubiera disparado” (…) “La esencia de lo que me dijo fue: Si eres tan jodidamente listo, dirige tú la película”. Con toda la tensión que traía consigo el proyecto, James Cameron se volvió un poco irascible y gran parte del equipo le tenía un poco de miedo, incluso la propia Kate Winslet dijo que en ocasiones estaba realmente asustada.

Lo bueno de esto es que las discusiones y los malos ambientes no fueron en vano, Titanic ha conseguido 2.19 mil millones de dólares, un récord que solo ha sido superado por Avatar, también de James Cameron. Además fue nominada a 14 Oscares de los cuales ganó 11, incluyendo tres para el director. Por lo que parece este señor bebe de la fuente del eterno éxito.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.