Tres idiotas que no lo son tanto

218

La cinta resulta más emotiva de lo esperado y con un guión tan vertiginoso, que no permite el desarrollo de algunos personajes.

 

Un buen experimento cinematográfico sin duda es la película de factura nacional llamada 3 Idiotas. Dirigida por Carlos Bolado, el mismo director de Bajo California: El límite del tiempo, esta película es una versión mexicana de la cinta de origen indio del mismo nombre y que dirigió Rajkumar Hirani en 2009.

La narrativa de los 3 Idiotas está centrada en un gran flashback que nos permite ver como surgen los lazos de amistad entre tres estudiantes de ingeniería: Pancho (Alfonso Dosal), Felipe (Christian Velásquez) y Beto (Germán Valdéz). Así también vemos cómo surge el gracioso antagonismo con Isidoro Velasco (Vadhir Derbez) y a quien después conoceremos como “Inodoro del Asco” y obvio, el romance que sostienen Mariana (Martha Higareda) con Pancho.

De un día para otro y sin decir nada, Pancho desaparece y cinco años después, Isidoro lo busca para que pague una apuesta que hicieron en su época de estudiantes. Mientras Pancho, el protagonista de la cinta, es un chico carismático, brillante, cursi y auténtico, Isidoro es el antagonista que busca a toda costa opacar el talento para la escuela que tiene Pancho o quizá envidia su personalidad y seguridad, algo que el guión no nos deja muy en claro.

Y es el guión donde podría tener su debilidad. A pesar de ser muy emotivo y con un mensaje claro sobre el perseguir los sueños y ser auténticos, la historia resulta tan vertiginosa y con tantos vuelcos, que no logra afianzar bien a algunos de los personajes. La historia del estricto profesor Escalona (Rodrigo Murray) pareciera contada a la carrera a pesar de tener con ese personaje, bastante tela de donde cortar, por lo menos para explotar más el talento histriónico de Murray. Sebastián Zurita incluso aparece en el poster promocional y estuvo también en toda la publicidad, por ello supusimos que tendría una participación importante en la historia; nada de eso, su actuación se limita a dos escenas y con un estilo comedia que pareciera de libreto de Cándido Pérez; vamos, en el avance vemos casi la mitad de toda su participación; mal logrado el personaje. Y aunque muchos han criticado el poner a actores que rebasan los 30 años como estudiantes universitarios, hay que resaltar que se necesitan tablas histriónicas para lograr el ‘timing’ que logra Alfonso Dosal en su personaje; es un gran actor y eso, ni como dudarlo. Martha Higareda, que también ya rebasa los 30, bella como siempre y además, es autora del guión junto a Bolado, además, de que es la productora ejecutiva junto con el ex OV7, Ari Borovoy. Sin embargo, el trabajo de Vadhir Derbez resulta exagerado y luce sobreactuado en algunas escenas; el afán de parecerse a su papá, lo hacen excederse en expresiones y ademanes.

Y quizá, esa sea la debilidad de la película. ¿Hay qué verla? Claro, es cine hecho en México y eso, merece que la acojamos como una gran historia, que sí lo es si no somos demasiado estrictos en cuestiones técnicas del cine. 3 Idiotas, es una cinta con un mensaje claro de superación y de romper estereotipos en muchos ámbitos. Una película que logra conectar rápidamente con los sentimientos de la gente y resulta mucho más emotiva y reflexiva de lo esperado. Para los convencionalismos, la gente que se atreve a luchar por lo que quiere resulta que es tratada como “idiota” a pesar de buscar la felicidad. Y después de eso, entendemos por qué el poster de la cinta, siempre nos dijo: “Atrévete a ser un idiota”. ¿Nos atrevemos?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.