Valerian y la ciudad de los mil planetas es el nuevo Avatar

461

Mañana se estrena en nuestro país, la nueva cinta del aclamado Luc Besson.

En el 2009 “Avatar” redefinió los efectos especiales y los personajes fantásticos en el cine. Ahora “Valerian ya la ciudad de los mil planetas” logra algo parecido con planetas complejos, cientos de aliens, paisajes cósmicos, y mucha tecnología. Es como si los personajes de “Avatar” se mudaran a un planeta completamente distinto.

“Valerian y la ciudad de los mil planetas”, una adaptación de la serie de comics de origen francés “Valerian and Laureline”, cuenta cómo dos agentes espaciales, Valerian (Dane Dehaan) y Laureline (Cara Delevigne) se emprenden en una misión para salvar al planeta Alpha, la ciudad de mil planetas. Alpha ha sido atacada por una fuerza malévola y sólo tienen 24 horas para proteger su futuro y del resto del universo.

El director Luc Besson, famoso por cintas como “El quinto Elemento, “Lucy” y “El Perfecto Asesino”, ha sido fan de esta historia desde que tenía 10 años. Incluso describe a Laureline como su primer amor, razón por la que sorprende que se haya tardado tanto tiempo en hacer esta película. El mismo director ha dicho que hasta que James Cameron hizo “Avatar” se dio cuenta de que la tecnología en el cine le daba los elementos suficientes para hacer una cinta tan visualmente intensa como “Valerian y la ciudad de los mil planetas”.

En la película hay más de 100 tipos de aliens, algo que a Besson le parecía imposible lograr en pantalla de la forma que quería hasta que vio “Avatar”. Besson asegura que de no haber sido por el resultado de James Cameron no se habría aventurado a arrancar todo el trabajo que requirió “Valerian”.

Seas fanático o no de “Avatar”, no hay duda que fue una cinta que cambió no sólo la tecnología del cine, también abrió nuevas puertas para que otros proyectos, arrancaran y se arriesguen más en términos de narración, personajes y efectos especiales. Incluso cuando se le ha preguntado a James Cameron cuando vendrá la segunda parte de “Avatar”, ha dicho que está esperando a que la tecnología se alinee con sus ideas, algo que con lo que Besson puede familiarizarse.

A pesar de que las reseñas sobre “Valerian y la ciudad de los mil planetas” son mixtas todas coinciden en que los efectos son espectaculares. Haciendo uso de la tecnología a su disposición Besson creó un universo entero que provino del cómic, de su imaginación y de su equipo de efectos visuales.

El director es conocido por hacer un trabajo visual impecable, pero en este caso parece exagerar el uso que le dio a los efectos. No hay una sola escena que no contenga un efecto visual digno de admirarse, ya sea una criatura extravagante, un disfraz, el universo, una nave espacial o un planeta en el que viven todo tipo de criaturas, ¡además la película está en 3D!. Tantas escenas impresionantes pueden llegan a ser agotadoras, incluso hay algunas en las que es difícil seguir la trama y los diálogos, hay demasiados elementos a los que hay que enfocar la atención.

Algunos se quejarán de que el guión de la cinta no tiene sentido y está lleno de diálogos absurdos. Aunque muchas de esas críticas son válidas, la narrativa de Besson es ambiciosa y al final la trama toca varios problemas actuales, entre ellos corrupción política, crisis de refugiados, y tolerancia por otras culturas.

Un punto en contra es el mismo Valerian, así como el papel de Laureen. La cintas de Besson se caracterizan no sólo por su creatividad y efectos especiales, también por escoger generalmente a personajes femeninos fuertes. Cuando su personaje principal ha sido masculino, no lo muestra como el típico “héroe macho”. En esta cinta falla en ese aspecto, Valerian cae en el cliché de ser un héroe valiente, perfecto, guapo, inteligente y que hace muy bien cada paso de su trabajo. Laureen por su lado es su acompañante perfecta, valiente, guapa, guerrera, pero al final se queda en el típico papel femenino: la chica sexy que enamora al protagonista pero cuyo papel fundamental es ser su guardaespaldas, mantiene su distancia.

Y por supuesto está Rihanna, quien interpreta a un alíen, una bailarina burlesque que tiene poderes parecidos a los de Mystique (X-Men), puede transformarse en quien sea. Su presencia en la cinta es un tanto forzada y extraña, pero que sin duda te atrapa en cada una de de sus escenas.

“Valerian y la ciudad de los mil planetas” llega al tope de una fantasía maravillosa, no puedo pensar en otra película con tantos detalles visuales en un tiempo menor a 3 horas. Si lo que lo que atrapa son los efectos especiales, universos paralelos y el clásico héroe del espacio, no te decepcionará. Pero si también buscas una historia coherente, con un guión cautivante y que se salga de clichés, tal vez eso, no se encuentre en esta cinta.

52%
Podrida

CALIFICACIÓN EN ROTTEN TOMATOES

  • Valerian And The City Of A Thousand Planets (2017)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.